Nunca Sere policia de Provincia ni de Capital
  Polémicas con EMI y Grundy
 

El 8 de octubre de 1976, Sex Pistols firmaron un contrato de dos años con la discográfica multinacional EMI.[93] Al poco tiempo, la banda entró al estudio para grabar una sesión completa con Dave Goodman. Como después describiría Matlock, «la idea era conseguir el espíritu de una actuación en directo. Nos presionaban para que lo hiciéramos rápido».[94] Los alborotados resultados de estas sesiones de grabación se desecharon. Chris Thomas, quien había producido a Roxy Music e, irónicamente, había mezclado el álbum de Pink Floyd Dark Side of the Moon, fue llamado para la producción. El primer sencillo de la banda, «Anarchy in the U.K.», se publicó el 26 de noviembre de 1976.[94] John Robb —que pronto fundaría The Membranes y más tarde sería periodista musical— describió en el año 2006 el impacto de la grabación: «Desde la descarga de apertura de acordes descendentes de Steve Jones hasta el fantástico sarcasmo vocal de Johnny Rotten, esta canción es una perfecta declaración..., una pieza de política punk asombrosamente potente..., un estilo de vida, un manifiesto que presagia una nueva era».[95] Colin Newman, que recientemente había cofundado la banda Wire, lo oyó como «el clamor de una generación».[96]

«Anarchy in the U.K.» no fue, de hecho, el primer sencillo de punk británico, habiéndosele adelantado «New Rose» de The Damned y «We Vibrate» de The Vibrators, una banda de pub rock formada a principios de 1976 que se había asociado con el punk, aunque, según Savage, «con sus pelos largos y su nombre ligeramente atrevido, The Vibrators eran algo pasajero a ojos de los creadores del buen gusto punk».[97] A diferencia de esas canciones, cuyo contenido lírico se situaba confortablemente dentro de las tradiciones del rock and roll, «Anarchy in the U.K.» ligaba el punk con una nueva actitud politizada: la postura de los Pistols era indignada, eufórica y nihilista, todo a la vez. Los aullidos de Rotten de «soy un anticristo» y «¡destruye!» proponían el rock como un arma ideológica.[98] El embalaje del sencillo y su promoción también rompieron moldes. A Reid y McLaren se les ocurrió vender el sencillo con una carátula completamente en negro, sin texto.[99] La imagen principal asociada al sencillo fue el póster de la «bandera de la anarquía» de Reid: una Union Jack destrozada y parcialmente reconstruida con imperdibles, con los nombres de la canción y la banda sujetos con clips alrededor de un agujero en el centro. Ésta y otras imágenes creadas por Reid para Sex Pistols se convirtieron rápidamente en iconos punk.[100]

El comportamiento de Sex Pistols, tanto como su música, les trajo atención a nivel nacional. El 1 de diciembre de 1976, la banda y algunos miembros del Bromley Contingent provocaron un escándalo por soltar tacos en una emisión de tarde del programa televisivo Today de Thames Television. Aparecieron como reemplazo de última hora de sus compañeros en EMI, Queen, siendo provistos de bebidas mientras esperaban para aparecer. Durante la entrevista, al preguntarles Grundy sobre el anticipo de la compañía discográfica, Jones dijo: «coño, nos lo hemos gastado, ¿no?» («we've fuckin' spent it, ain't we»); Rotten usó la palabra «mierda», y el presentador Bill Grundy, reconocidamente borracho, flirteó de forma descarada con Siouxsie Sioux: «¿Quedaremos después, verdad?» Esto provocó el siguiente intercambio entre Jones y el presentador:

Jones: Viejo capullo. Viejo verde.
Grundy: Pues sigue jefe, sigue. Vamos. Tienes otros cinco segundos. Di algo escandaloso.
Jones: Sucio bastardo.
Grundy: Venga, otra vez.
Jones: Sucio cabrón.
Grundy: Qué chico más listo.
Jones: Qué puto rufián (what a fucking rotter).[101] [102]

Aunque el programa sólo se emitía para la región de Londres, el furor resultante ocupó los tabloides periodísticos durante días. El Daily Mirror utilizó la famosa cabecera de «The Filth and the Fury!» («¡La suciedad y la furia!»);[103] otros periódicos como Daily Express («Fury at Filthy TV Chat») y el Daily Telegraph («4-Letter Words Rock TV») siguieron por la misma línea.[104] Thames Television despidió a Grundy, cuya carrera profesional terminó ahí, a pesar de ser luego readmitido.[105]

Este episodio convirtió a la banda en un nombre familiar por todo el país y consiguió acercar el punk a las masas. The Sex Pistols comenzaron su «Anarchy Tour» por el Reino Unido, con The Clash y la banda de Johnny Thunders The Heartbreakers, venidos desde Nueva York, como teloneros. The Damned formaron parte brevemente de la gira, antes de que McLaren les echara. El seguimiento de la prensa fue intenso, y muchos de los conciertos fueron cancelados por los organizadores o las autoridades locales; de unos veinte conciertos previstos, sólo se llevaron a cabo aproximadamente siete de ellos.[106] [107] Los empaquetadores de la fábrica de EMI se negaron a manipular el sencillo.[108] El concejal de Londres Bernard Brook Partridge declaró:

«La mayoría de estas bandas mejorarían enormemente con la muerte súbita. La peor de las bandas de punk rock supongo que son ahora mismo The Sex Pistols. Son increíblemente nauseabundos. Son la antítesis de la humanidad. Me gustaría ver a alguien cavar un agujero muy, muy amplio y sumamente profundo y dejar caer a toda esa maldita gente dentro».[109]
Después del final de la gira a finales de diciembre, se organizaron tres conciertos en Holanda para enero de 1977. La banda, resacosa, embarcó en un avión en el Aeropuerto de Heathrow el 4 de enero temprano; unas pocas horas después, el periódico Evening News de Londres informaba de que la banda «había escupido y vomitado durante todo el camino» hacia su vuelo.[110] A pesar de la categórica negativa del representante de EMI que acompañaba a la banda, el sello, que estaba bajo presión política, rescindió el contrato de la banda.[




Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

 
  Hoy habia 1 visitantes (4 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=